“…sería incomprensible si la conciencia de mi presencia

en el mundo no significase ya la imposibilidad de mi ausencia

en la construcción de la propia presencia”

Paulo Freire

REFLEXIONES SOBRE EL QUEHACER EDUCATIVO.

RESUMEN

El presente ensayo busca en el lector un ejercicio de reflexión sobre el papel tan importante que tiene el profesor dentro de una sociedad, una autorreflexión para los que nos dedicamos a está profesión y el papel trascendente que tenemos para la formación o deformación de un gran número de personas las cuales confían en que cada uno de nosotros; hagamos lo indicado para hacer que se preparen y salgan adelante en este mundo tan competido y en donde la preparación académica es cada vez más exigente, pero sin dejar de lado la ética, ya que está nos hará seres más incluyentes, para despojarnos de egoísmos e individualidades y retomar el sentido de género humano, que tanta falta nos hace para aprender a vivir en paz y armonía como habitantes y miembros de una sociedad de un país y de este planeta.

ABSTRACT

The present test looks for in the reader a reflection exercise on the so important paper that it has the professor within a society, but still more is the search of the autorreflexión for which we dedicated ourselves to is profession and the important paper that we have for the formation or deformation of a great number of people who trust that each one of us; let us make the indicated thing to cause that our students prepare themselves and leave ahead in this world so competed and where the academic preparation is more and more demanding, but without letting of side the ethics, since he is will do incluyentes beings to us, to undress of egoísmos and individualities to us and to retake the sense of human sort, that as much lack makes us to learn to peacefully live and harmony like inhabitants and members on our country and this planet.

INTRODUCCIÓN

Reflexionar sobre la educación es muy fácil, si se hace sin el compromiso que esta profesión requiere, pero cuando iniciamos nuestro quehacer educativo cuantos de lo que nos dedicamos a esto, en realidad nos cuestionamos sobre ¿Qué es educar? ¿Sabíamos qué características tener para ser educadores o profesores? ¿Teníamos idea de cómo hacerlo? No obstante iniciamos a partir de lo que creíamos que era importante, o puede ser que tratáramos de ser como aquellos profesores que dejaron huella en nuestra vida académica y posiblemente evitamos caer en el error o el maltrato (si es que lo hubo) de los profesores que por su ignorancia nos marcaron. Posiblemente, motivados por la necesidad nos dedicamos a esta profesión porque nos sirvió como salvavidas o por ser el complemento de la quincena y peor aún, que nos sirve de algún modo y no hacemos nada por hacerlo de la mejor manera posible, tanto ética como profesionalmente.

Sin embargo, cuantos profesores ya sea de carrera o por convicción, a pesar de las carencias educativas y formativas, de las cuales nos quejamos, pero que enfrentamos a diario, nos integramos a la dinámica del proceso de enseñanza – aprendizaje.

Es por ello que el presente ensayo busca en el lector un ejercicio de reflexión sobre el papel tan importante que tiene el profesor dentro de una sociedad y sobre cuestionarse ¿Por qué me dedico a la docencia? y ¿Cuál sería el objetivo de la educación? Ya que en numerosas ocasiones, somos los creadores de los males que nos aquejan y debemos tener conciencia del reto y el papel que como miembros de una sociedad debemos tener para hacer lo mejor posible, para no dejar de creer y crear un mundo mejor con y para todos, fuera de toda utopía, ya que lo importante es que el ser humano utilice sus facultades y se desarrolle dentro del género humano. “Lo que hay que ver es si la parte más elevada de esa ciencia tiende a hacer más fácil al espíritu la contemplación de la idea del bien”(Platón:1976.559)

LA IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN PARA EL ENGRANDECIMIENTO DEL SER HUMANO.

El ser humano esta dotado de capacidades que le permiten convertirse en un ser racional, y desde tiempo inmemorable ha sido un asunto de gran interés para aquellos pueblos y civilizaciones que han tomado en cuenta la importancia de cultivar a sus integrantes, aunque no a todos los que conforman una sociedad, porque es cierto que la educación se dirigía a las personas de los niveles privilegiados y en este sentido en Grecia alrededor del año 500 a.C los griegos se preocuparon por la búsqueda de los principios básicos del Universo y posteriormente por el habitante de éste: el Hombre.

Un personaje destacado de la filosofía griega es Sócrates, quien pensaba que el hombre era malo cuando era ignorante. Enseñó a reflexionar a sus seguidores sobre su vida, y a encontrar mediante el diálogo crítico la verdad. Dentro de sus diálogos es primordial la educación desde edad temprana por medio de juegos, y de acuerdo a las edades y capacidades que se iban adquiriendo, el conocimiento también se iba haciendo más complejo. Para él era muy importante y necesario conocer a los alumnos, recomendaba no hacer uso de la violencia para enseñar, que los que enseñaban debían tener habilidades muy particulares para poder realizar dicha actividad y resaltaba la búsqueda constante de la verdad por medio de una educación muy estructurada. “ Necesitamos, por el contrario, buscar artistas hábiles, capaces de seguir las huellas de la naturaleza de lo bello y de lo gracioso, para que nuestros jóvenes, criados entre sus obras con un ambiente puro y sano, reciban sin cesar de ellas saludables impresiones por ojos y oídos, y que desde la infancia todo los mueva sensiblemente a imitar, a amar lo hermoso, y establecer entre ello y ellos mismos una perfección acorde” (Platón:1976.485-486).

Como podemos constar la educación para los griegos no va en un solo sentido, sino que, es importante el desarrollo y fomento de habilidades y capacidades, que se cultivarán desde niños y a través del tiempo. En la actualidad sigue siendo de vital importancia estos y otros puntos primordiales para que la Educación se lleve acabo. “En un estado, todo depende de los comienzos. Si ha comenzado bien, irá aumentando siempre, como el círculo. Una buena educación forma naturales hermosos, los hijos siguen primeramente las huellas de sus padres, hácense bien pronto mejores que quienes los precedieron” (Platón:1976.497)

Existe toda una plataforma educativa que esta reglamentada y normada en cada país, como en el nuestro, que lo establece la Carta Magna en el artículo tercero constitucional y está regulada internacionalmente por medio de organismos como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de la Organismo de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y es tan importante la educación que está llega a determinar la supremacía de los países.

A través del tiempo la escuela y los sistemas de Educación se fueron estableciendo y estudiando a fondo para establecer lugares e instituciones que se dedican exclusivamente al desarrollo de todo lo que tenga que ver con ella, se determinaron niveles escolares de acuerdo a las edades de los educandos, se hicieron escuelas especiales para preparar a los encargados de impartir la educación en cada nivel, se especializó y profesionalizó a la educación. El significado de la palabra educación según el diccionario es la siguiente: “(lat. educatio) . Desarrollo integral de las facultades físicas, intelectuales y morales de una persona, para ayudarle a integrarse en el medio en que debe vivir” (Academia:1999.168). Una definición no muy difícil de entender, pero que lleva de manera implícita muchos aspectos que se dan por hecho, sin antes haberlos analizados, porque el profesional de la educación debe interesarse no solo en conocer el significado de la palabra, sino cómo llevarlo acabo y para qué. “… enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades de su producción o de su construcción”(Freire:1997.24)

Es muy común que se confundan los términos de educación con lo que es la instrucción y la enseñanza que acompañan al concepto de educación, pero existen diferencias. En la instrucción se trabaja la formación del hombre por medio de la inteligencia y la enseñanza con el conjunto de sistemas, métodos o procedimientos y las formas de hacer que se adquiera el conocimiento para llegar al aprendizaje, esto pareciera sencillo de entender, pero para los profesionales de la educación debe haber primero una estudio profundo de los modelos de instrucción que existen, de la gama de conocimientos que requiere un profesional de la educación y sobre todo vocación de enseñar, aprender y construir con y para sus alumnos. “…con ayuda de qué ciencias y de qué ejercicios, formaremos hombres capaces de mantener en su integridad la constitución política, y a que edad habrá que aplicarlos a ello.” (Platón:1976.545).

Afortunadamente en la actualidad, existe el estudio sistemático y la investigación educativa y gracias a la Didáctica que es ciencia, teoría y el arte de la formación de la persona humana, la educación ya no debería de quedarse en el intento de educar.

Si la educación debe ayudar al desarrollo integral de capacidades del alumno justo es que primero las desarrolle el profesor, para que posteriormente medie al alumno y los dos se integren a proceso, en donde no solo el estudiante aprende, también el profesor lo hace. “…quien forma se forma y re-forma al formar y quien es formado se forma y forma al ser formado “…No hay docencia sin discencia, las dos se explican y sus sujetos, a pesar de las diferencias que los connotan, no se reducen a la condición de objeto, uno del otro. Quien enseña aprende al enseñar y quien aprende enseña al aprender. Quien enseña enseña alguna cosa a alguien… Enseñar no existe sin aprender y viceversa” (Freire:1997.25).

Como podemos observar el papel del profesor no es estático como anteriormente se creía, cuantos de nosotros no tuvimos las experiencia de lidiar con profesores, que desde las etapas básicas de educación llegaban en calidad de eruditos y se dedicaban a dictar las clases o hablar en voz alta y para ellos mismos de los temas que nos tenían que enseñar, y pocas veces, sin el procedimiento adecuado, nos ayudaron a acceder al conocimiento reflexivo, cuantos de nosotros hemos sobrevivido escolarmente con el conocimiento memorístico y lo que es peor aún cuantos caemos en este círculo vicioso, nos auto-engañamos y creemos que sólo el alumno aprende gracias exclusivamente a nosotros, porque los hacemos prisioneros de nuestras ideas y doctrinas sin dejar que ellos tengan las herramientas para buscar su conocimiento con bases científicas.

Cómo le podemos pedir al alumno que sea bueno y que obtenga buenas notas en nuestra materia, cuando nosotros no nos preocupamos por tener los elementos básicos necesarios para interactuar en el campo de la enseñanza.

Otro elemento importante a considerar es que una generación con una educación incluyente y de calidad en el país es un compromiso de todos, y en este sentido, la responsabilidad sigue siendo muy grande, porque, en algunas ocasiones en nuestro salón de clases, solo nos enfocamos a los que nos entienden y no se les dificulta el aprendizaje y hacemos una marcada separación dentro de un mismo grupo para segregar o marcar a aquellos que no tienen tanta habilidad para aprender nuestra materia. No debemos olvidar que nuestra esencia es primeramente, aquel alumno que necesita de mí para ayudarlo a construir su conocimiento, para que en la medida que yo le enseño también aprendo a buscar distintos caminos que me ayuden a lograr mi objetivo de conocimiento.

Exigencias de la enseñanza según Paulo Freire:

  1. Enseñar exige rigor metódico. Se refiere a dejar de lado el discurso que solo transfiere contenidos y debe trabajar con rigor metódico, activando la capacidad crítica del alumno así como su curiosidad. “El profesor que piensa acertadamente deja vislumbrar a los educandos que una de las bellezas de nuestra manera de estar en el mundo y con el mundo, como seres históricos, es la capacidad de, al intervenir en el mundo, conocer el mundo”. (Freire:1997.29). Parafraseando a Freire, él establece que el profesor que cree que su conocimiento va en función del número de libros que lee y de recitar de memoria lo que lee sin ser capaz de aplicarlo a su realidad, solamente cae en la arrogancia del que piensa equivocadamente. Este es el caso de los profesores que cuando se le cuestiona sobre algún artículo, libro o capacitación que le ayude en su práctica docente, todo lo saben, todo lo han leído o ya han tomado diversos cursos al respecto, pero que pasa cuando en la realidad y dentro del salón de clases nunca dan evidencia de lo anterior. Es decir no aplican nada de lo que presuponen ya dominan. Esto habla de una negación al cambio y del doble discurso que mandamos constantemente a los alumnos.
  2. Enseñar exige investigación. El compromiso del educador con la conciencia crítica de su alumno. “No hay enseñanza sin investigación ni investigación sin enseñanza”. (Freire:1997.31) Enseñar exige respeto a los saberes de los educandos. La preocupación del profesor por el conocimiento que ya tienen sus alumnos y aprovechar sus experiencias para asociarlas con los contenidos, es decir crear puentes entre lo que aprendo dentro del salón de clases y su paso hacia lo práctico, en el uso y manejo real que se le puede dar al nuevo conocimiento en la vida diaria, en la toma de decisiones, en la elección de vida en la aplicación futura o inmediata.
  3. Enseñar exige respeto a los saberes de los educandos. Como profesores nunca debemos desalentar a los alumnos con frases negativas, hay que guiarlos, pero nunca determinar que no pueden ser o realizar determinadas acciones que le permitan hacerlo crecer. “…pensar acertadamente impone al profesor, o en términos más amplios, a la escuela, el deber de respetar no sólo los saberes con que llegan los educandos, sobre todo los de las clases populares _ saberes socialmente construidos desde la práctica comunitaria”. Debemos tener la habilidad para retomar sus experiencias y usarlas para crear situaciones que nos permitan iniciar el proceso de enseñanza aprendizaje a través de lo que ellos ya conocen y partir de ahí para seguir descubriendo. Los alumnos merecen respeto en todos los sentidos. “Tú ten en cuenta que una persona se vuelve interesante, justamente porque te abre un espacio. Entonces, si el profesor está interesado en lo que haces es inevitable que te interese lo que…le interesa al profesor. Pero interesado genuinamente, en el sentido de su propia pasión” (Maturana:2003.49)
  4. Enseñar exige crítica. Impulsar la curiosidad indagadora, para que llegue a darse la curiosidad crítica y metódica. El profesor que sólo da respuestas sin inducir a la búsqueda de estas, mata la motivación del alumno, por eso es tan importante planear antes lo que se va a desarrollar dentro de un salón de clases para crear las condiciones que propicien la búsqueda, no hay que olvidar que buscar es una forma de vivir para descubrir. Si el hombre no tuviera el sentido de búsqueda no habría logrado el desarrollo humano.
  5. Enseñar exigen estética y ética. “Decencia y belleza de acuerdo” (Freire:1997.34). Dar testimonio de decencia y pureza porque somos formadores. El profesor descuidado es aquel que nunca hace las distinciones adecuadas, o no corrige ----apropiadamente y se llega a burlar de las carencias o ideas inconclusas de sus alumnos. Un profesor no debe manifestar excesivo cariño o intolerancia hacia sus alumnos. La decencia es un aspecto de total relevancia, ya que el profesor decente hará valer la integridad de su comportamiento, cuidara que no existan interpretaciones equivocadas sobre su conducta, porque cuando un profesional de la educación deja de vivir este valor su personalidad se ve transformada porque perderá la confianza de las personas que están a su alrededor . Aquel profesor que es decente lo expresará hasta en los mínimos detalles de su comportamiento lo que despertara relaciones de respeto y de confianza en el círculo en que se desenvuelve porque la decencia ennoblece a las personas.
  6. Enseñar exige la corporificación de las palabras en el ejemplo ser coherentes entre el dicho y la acciòn. “El clima de quien piensa acertadamente es el de quien busca seriamente la seguridad en la argumentación, es el de quien, al discordar con su oponente, no tiene porque alimentar contra él o contra ella una rabia desmedida, a veces mayor que la propia razón de la discordancia”. (Freire:1997.36) En ocasiones, los alumnos son expertos en determinados temas y si el profesor no esta un paso adelante y prevenido para ayudar a sus alumnos en la búsqueda de verdades comprobables y recae en la falsa idea de que por se el profesor ya lo sabe todo de su materia, cuando un alumno cuestiona, y el profesor no esta preparado para aceptar que no domina todo, se enfrascará en discusiones inútiles que lo van a hacer perder el control frente a sus alumnos y posiblemente el profesor desperdiciará gran parte de su energía en buscar la manera de vengarse del alumno que evidenció su falta de conocimiento y lo relegará de la clase, lo atosigue en cada oportunidad que se le presente y finalmente hará todo lo posible para que el alumno siempre se acuerde de él, pues lo reprobará o por lo menos todo el semestre hará evidente su molestia por él o por ellos en caso de que sea más de uno, esto es un claro ejemplo de en lo que no se debe convertir un profesor en una persona que manda dobles mensajes y pidiendo respeto cuando él no es capaz de respetar al otro.
  7. Enseñar exige riesgo, asunción de lo nuevo y rechazo de cualquier forma de discriminación. Es importante tener idea de cómo es la vida del otro para no concentrarnos en nosotros y compartir lo que puedo construir yo mismo y en conjunto con los demás para crecer, pero sin hacer de lado a los que no piensan, son o viven como yo. La construcción del otro también depende de mi reconstrucción y deconstrucción [1]como ser humano.
  8. Enseñar exige reflexión crítica sobre la práctica. “La práctica docente crítica, implícita en el pensar acertadamente, encierra el movimiento dinámico dialéctico, entre el hacer y el pensar sobre el hacer”. (Freire:1997.39). Un profesor no debería nunca llegar a improvisar sus clases, ya que este es el mediador entre el la enseñanza y aprendizaje para que ambas partes accedan al conocimiento, los alumnos son el reflejo de sus profesores y pueden manifestar comportamientos diversos de acuerdo al tipo de profesor que tengan enfrente. No podemos exigir que los alumnos desarrollen grandes y excelentes trabajos cuando nosotros profesores ni siquiera nos actualizamos y ni siquiera le damos importancia
  9. Enseñar exige el reconocimiento y la asunción de la identidad cultural. “Asumirse como sujeto porque es capaz de reconocerse como objeto. La asunción de nosotros mismos no significa la exclusión de los otros. Es la “otredad” del “no yo” o del tú, la que me hace asumir el radicalismo de mi yo” . (Freire:1997.42) Ser profesor es un arte, por lo tanto siempre tenemos que estar dispuestos a innovar y por medio de la educación tenemos que producir obras de arte con nuestros alumnos, ya que cada uno de ellos es una obra invaluable, por lo tanto se requiere de tiempo y sobre todo de interés del artista para ese arte.

PERFIL PROFESIONAL DEL PROFESOR

Es importante que el profesor considere en su perfil lo siguiente:

  • En lo interpersonal :

- Tener vocación de maestro: ayudar a sus alumnos en su crecimiento personal y profesional.

- Ser una persona mental y profesionalmente madura: calida, honesta, abierta.

- Respetar a sus estudiantes, interesarse por ellos y disfrutar de la interrelación profesor – estudiante. No se comporta como otro adolescente, y mucho menos toma partido por los problemas que surgen en las relaciones que el alumno tiene con sus iguales, generando conflictos en lugar de resolverlos o encauzarlos a los departamentos correspondientes para su solución.

- Servir de modelo a sus estudiantes en cuanto a su comportamiento como profesor, como profesional y como ciudadano, es decir, predica con el ejemplo. No habla mal de sus compañeros profesores con los otros alumnos para aumentar su popularidad.

  • En lo profesional

- Dominar su área, y tener la capacidad de tomar su evaluación como un instrumento que le ayudará a su mejora continua y no como una herramienta de venganza. “…enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades de su producción o de su construcción” (Freire:1997.24)

- Mantenerse actualizado.

- Tener conciencia de la responsabilidad de su profesión.

- No descuidar la distancia óptima que debe hacer entre profesores y alumnos.

  • En cuanto a la docencia

- Ayuda significativamente a sus alumnos a alcanzar los objetivos del curso. No se la pasa recitando solo los temas que él domina o los que le gustan o bien, propagando solamente su ideología.

- Prepara bien su clase y hace de ella una actividad estimulante y productiva, pero sobre todo los motiva.

- Logra que los estudiantes se interesen por la materia empleando estrategias eficientes de enseñanza – aprendizaje apropiadas a los objetivos del curso. Revisa y retroalimenta el trabajo que le deja a sus alumnos.

- Evalúa a tiempo, con justicia y de acuerdo a los objetivos y contenidos del curso, estimulando el mejoramiento del aprendizaje.

  • En cuanto a la responsabilidad:

- Cumplir con las normas mínimas de puntualidad, impartición de la docencia, administración de sus exámenes, asignación y entrega de calificaciones. Es muy molesto para un alumno que trabajo durante el curso y cumplió con los requisitos para tener una nota aprobatoria, que su profesor por descuido o falta de compromiso no anote su calificación o no toma en cuenta todos los aspectos y que cuando él alumno recibe su boleta se de cuenta de que esta mal, le reclama a su profesor y este en lugar de enmendarlo le echa la culpa a la señorita de control escolar por no fijarse al pasar sus calificaciones y peor aún o que cuando se evidencia que el error es de él hasta al final del semestre todavía sigue sin enmendar su error y cuando por fin hace el favor de llenar una acta para poder cambiar la calificación en el motivo pone que fue porque no lo ubicaba. Esto definitivamente nos habla de una persona que no toma en serio su profesión y mucho menos a sus alumnos.

  • En cuanto a las aportaciones fuera del aula:

- Se interese por el conocimiento, el desarrollo cultural y a la adaptación de la tecnología.

- Contribuye con el crecimiento y mejoramiento de su escuela.

  • La Ética es uno de los aspectos primordiales. “Si se respeta la naturaleza del ser humano, la enseñanza de los contenidos no puede darse alejada de la formación moral del educando. Educar es, sustantivamente, formar.” (Freire:1997.34)

CONCLUSIONES

Es importante valorar si es que nuestra práctica y formación docente se basa en todo un proceso de formación de la educación o sí solo nos preparamos para cumplir objetivos y programas que nos marcan en nuestros centros de trabajo. Ya que sin la formación docente, el estudio metódico y estructurado, sin la voluntad el profesor desvirtúa su profesión y lejos de educar y engrandecer al otro y así mismo gracias al otro, lo frena, lo estanca y lo deforma, entonces la educación deja de ser un proceso dinámico y productivo para convertirse en emancipación y manipulación de mentes y de personas.

Otro aspecto importante, es no quedarse atrás en conocimientos y buscar constantemente aquello que hace que está profesión se mueva en espiral para que logremos el desarrollo integral de nuestras habilidades y las de nuestros alumnos, para que logren vivir en un mundo en donde se sientan seguros y orgullosos de pertenecer a él y en donde se puedan seguir desarrollando. “El desarrollo tiene dos aspectos. Por una parte, es un mito global en el que las sociedades que llegan a industrializarse alcanzan el bienestar, reducen sus desigualdades que llegan a industrializarse alcanzan el bienestar, reducen sus desigualdades extremas y facilitan a los individuos el máximo de felicidad que puede dispensar una sociedad. Por otra parte, una concepción reduccionista, en la que el crecimiento económico es el motor necesario y suficiente de todos los desarrollos sociales, psíquicos y morales. Esa concepción tecnoeconómica ignora los problemas humanos de la identidad, de la comunidad, de la solidaridad de la cultura”.(Morín:2003.102-103)

A través del desarrollo y la experiencia, el individuo tiene necesidad ligada intrínsecamente a una función específica que se activa con los requisitos ambientales y de las demandas de los problemas a resolver. La función como estructura psicológica desarrolla una búsqueda de transformaciones por la experiencia y el aprendizaje.

Así como el conocimiento es compartido los profesionales de la educación deben buscar que sus alumnos encuentren significado en las materias de estudio a la que se enfrentan día a día. “El conocimiento es una cooperación” (Nicol;1970.68). Por eso como profesores debemos fomentar en los alumnos los diferentes niveles del pensamiento. “…Ya no se piensa en términos de sujeto – profesor que transforma a los objetos – alumnos “sacándolos de su ignorancia”, sino en comunidades educativas que aprenden colectivamente a través de un diálogo en que cada una de las personas que participan contribuyen desde la diversidad de su propia cultura …“La construcción de significados individuales y la apropiación del conocimiento resultan de la interacción sujeto – sujeto y sujeto – objeto en un marco histórico y cultural dado; por está razón podemos decir que tanto el significado como el conocimiento son de naturaleza esencialmente social” (Ayuste:1998. 41). El aprendizaje requiere de nuevos lenguajes.

Todas las formas de poder inician con el dominio del lenguaje, el que domina construye. Pero tenemos que construir sobre bases sólidas en donde el conocimiento y el desarrollo cultural engrandezcan al ser humano y no en donde el dominio por medio del lenguaje se vuelque meramente demagógico.

Por último, la respuesta a la interrogante de: ¿Por qué me dedico a la docencia? No la encontrarán en este escrito, ya que es una cuestión que cada profesor se debe hacer no sólo una vez, sino como un ejercicio de reflexión que se propone se realice cada determinado tiempo y tratar de recordar y si es preciso anotar sus respuestas para compararlas cada vez que lo requieran.

También se sugiere como una estrategia de reflexión y revisión de procesos cuando usted sienta que sus hijos, alumnos, sus autoridades o los padres de familia no lo entienden, ya que este ejercicio pretende ayudarle (si es que puede contestar con honestidad), a replantearse constantemente su papel como profesional de la educación, sin olvidar que usted es un modelo y sobre todo que usted también llevó una formación en la escuela y también ha sido alumno en las diferentes etapas de su vida y posiblemente también sea padre o madre de familia. ¿Cómo le gustaría que eduquen a su hijo?

No olvidemos lo que somos y lo que tenemos hoy, para poder visualizar lo que seremos mañana y lo que tendrán los seres que vienen detrás.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Aarroyo,Francisco (1976). Platón Diálogos. México.Porrúa

  1. Ayuste, Ana; Flecha Ramón (1998). Planteamientos de la pedagogía crítica: comunicar y transformar. Graó, de Serveis Pedagógics, Barcelona

  1. Freire, Paulo (1997). Pedagogía de la autonomía. Saberes necesarios para la práctica educativa. México. Siglo XXI editor